Personajes metadramáticos e intradramáticos.

Artículo de opinión.

Anualmente la Asociación Jalicience de Instituciones de Educación Media Superior (AJIEMS) realiza diversos concursos interpreparatorianos a fin de desarrollar las habilidades de los alumnos en ámbitos académicos y artísticos para dar cimientos en su futuro.

Uno de estos concursos, es el Concurso interpreparatoriano de teatro AJIEMS. En donde participaron 13 colegios distintos en Guadalajara, en esta edición 2016.

Este año ha tenido múltiples sorpresas, ya que los colegios se han dejado dirigir por profesionales del teatro. Entre las personalidades que han aparecido en esta edición destacan José Luis Rivera (Director), Karla Constantini (Directora), Emilio González (Actor y director. Funge como director en esta ocasión) Carlo Constantini (Músico. Funge como compositor de musicalización), Blanca Espinoza (Actriz), Gustavo Cervantes (Director), Giselle Dessavre (Actriz), entre otros, y muchos nuevos talentos que espero sigan por estos rumbos del teatro.


Esto me llevó a comenzar a filosofar respecto a un tema bastante interesante: Los personajes metadramáticos e intradramáticos.

Ya sé que parece que no tiene nada que ver, pero síganme en el viaje.

Dentro de los premios de este concurso está Mejor co actor y Mejor actor de cuadro. Pero, ¿cuál es la diferencia entre estos dos tipos de personalidades?

Un Co actor es aquel que tiene menos peso que un personaje principal.  También conocido como Actor secundario, o Antagonista. (Protagonista y antagonista: NO es el “Bueno” y el “Malo”)

Tampoco es necesario tomar tan en serio eso de la “escenografía viviente”

Y un Actor de cuadro es aquel que menos peso tiene en la obra. Normalmente está para vestir las escenas. Ya sea que salga congelado en varias escenas -algo así como escenografía viviente- o que tenga mínimas intervenciones. También es conocido como extra.

Dentro del marco de obras que se presentaron en el concurso, participó Sueño de una noche de verano, la adaptada por Vivian Blumenthal. –También estaba adaptada por el grupo que la presentó-.

Entonces comencé a tratar de categorizar a los actores sobre cuál premio podrían participar. Y fue aquí cuando surgió este conflicto sobre ¿cuáles personajes tienen más peso?

Porque durante esta obra, hay un grupo de “actores” que van contando la historia, y a su vez existen los personajes de la historia.

Aquí tenemos un ejemplo perfecto de personajes metadramáticos e intradramáticos.

Un personaje metadramático es aquel que está fuera de la historia, pero dentro de la obra -obviamente-. Un ejemplo es el típico narrador con voz grave de los cuentos. Es un personaje que existe dentro de la obra, pero que está fuera de la historia. Tiene conocimiento -o no- y cierto poder de la historia. Pero nada más.

En cambio, un personaje intradramático es aquel que sí forma parte de la historia.

Este fenómeno solo ocurre cuando hay la existencia de un personaje metadramático. Porque sin él, no tendría caso categorizar a estos personajes.

Entonces, ¿cuál personaje tiene más peso en la obra?

Es interesante querer dar una respuesta a esta pregunta.

Estoy de acuerdo que, en sí, los personajes metadramáticos no forman parte de la historia que se está contando. Por tanto, su peso debería ser menor al de un personaje intradramático. Porque los intradramáticos tienen más acción, emoción, sentimiento… O sea, tiene más chamba qué hacer el actor. En cambio, un metadramático sí podrá actuar y tener su cierto grado de complejidad, pero no tiene la esencia necesaria para ser categorizado con más peso.

Y, en contraparte, sin un metadramático, el intradramático no existe.

Recordemos que el metadramático es el que está contando la historia donde habitan los personajes intradramáticos. Sin él, los demás no existirían. Entonces quizá el metadramático sea el de debería tener más peso que los demás. Es un personaje real.

También existe otro fenómeno en donde el metadramático puede resultar un intradramático.

Esto ocurre cuando tenemos al metadramático, que en este caso va a ser el famoso narrador, que nos está contando la historia. Pero en el rumbo de esta, ocurre un giro en donde el narrador tiene poder de meterse a la historia e interactuar con los personajes.

Esto ocurre en la obra Eclipses del autor Otto.

Pueden conseguir el texto conmigo, si les interesa.

Así que ya conoces cuáles son estos dos tipos de personajes.

¡ Gracias !

Queremos conocer tu opinión, ¿cuál personaje tiene más peso en una obra: el metadramático o el intradramático?

Y sobretodo, cuando no hay narrador -por no decir metadramático y confundirnos más-, ¿todos los personajes son intradramáticos o metadramáticos?, ¿por qué?

Diego Castañeda About Diego Castañeda
Actor, Director, Dramaturgo, Músico y Técnico de teatro. Desde los 9 años estoy metido en todo esto del arte escénico. Soy fanático de la ortografía. Me encanta aprender, conocer y tener cultura sobre todo para generar puntos de vista y poder transmitirlos tal cual son a través del arte. Por eso me gusta más el trabajo fuera de escena (Dirigir y escribir teatro). Mi escritura está más enfocada a la dramaturgia y poesía de verso libre (No soy nada bueno con la métrica ni el verso). También soy músico multiinstrumentista, cantante… Y buen amante.

About Diego Castañeda
Actor, Director, Dramaturgo, Músico y Técnico de teatro. Desde los 9 años estoy metido en todo esto del arte escénico. Soy fanático de la ortografía. Me encanta aprender, conocer y tener cultura sobre todo para generar puntos de vista y poder transmitirlos tal cual son a través del arte. Por eso me gusta más el trabajo fuera de escena (Dirigir y escribir teatro). Mi escritura está más enfocada a la dramaturgia y poesía de verso libre (No soy nada bueno con la métrica ni el verso). También soy músico multiinstrumentista, cantante… Y buen amante.

2 Comentarios

  1. ¡Que interesante! Pienso que ambos personajes tendrían gran importancia. Porque en sí la escencia de la obra cambia cuando hay una historia dentro de otra. No conozco mucho de teatro, pero sobre la última pregunta, creo que depende de la obra en sí. Aunque según lo entendí supongo que por lo general, todos serían intradramáticos, pero con diferente peso.
    ¿Un metadramático podría llegar a ser protagonista?

    Responder
    • Diego Castañeda1 mayo, 2016 en 23:16

      Qué interesante tu comentario. Es un gran aporte para el artículo.
      Y referente a tu pregunta: Considero que un metadramático no puede llegar a ser ni protagonista ni antagonista. Para comprender mejor esto te recomiendo leer “Protagonista y antagonista: NO son el “Bueno” y el “Malo””, que está publicado aquí en Subtrama. Aquí en este artículo hay un vínculo directo.
      Espero te pueda servir.

      Responder

Tu dirección de correo no será publicada.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE
Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On YoutubeVisit Us On Google Plus